¿Qué va a pasar con el blog?

(Este post fue originalmente escrito el día Viernes 15 de Septiembre de 2017 a las 23:41. Corregido el día de la fecha de esta publicación).



Primero que nada, quiero aclarar que este post, además de ser una forma de sincerarme con aquellos que me estén leyendo, estoy en este momento sincerándome conmigo misma. Todo esto lo estoy escribiendo tal y como sale de mi cabeza, viene desde adentro mío. Todo esto que estoy por decir es algo que estuve madurando y pensando un montón de tiempo y creo que ahora es el momento de decirles un par de cosas.


A ver...

Comencé este blog con 16 años. Estaba en el secundario, estaba haciendo inglés por las tardes. Tenía mi grupo de amigos y mis aventuras típicas de secundaria. Fui muy feliz en esa época y la recuerdo con mucho cariño. Inicié el blog con la idea de hacerlo literario, de llevar en cierto modo un registro de mis propias lecturas. No tenía la intención de conseguir seguidores en absoluto y, es más, tampoco sabía de que las editoriales brindaban material para que los bloggers reseñaran.
Tanto el contenido, como la estética y el crecimiento de este espacio se vieron enriquecidos enormemente por la Comunidad Blogger Argentina (C.B.A), que me abrieron sus puertas y me hicieron sentir parte de algo muy lindo. He tenido la oportunidad de conocer a bloggers de muchas partes del país, que son personas hermosas no sólo a través de la pantalla, sino que la atravesamos, donde conocí a Luz Valls, a Javier del Ponte y Anto Villanueva y los quiero, aprecio y respeto un montón tanto como creadores y, lo más importante, como personas.

Descubrí no todo eran blogs literarios, había un mundo infinito: cine, series, animé, maquillaje, cosmética, debate, reflexión, experiencias, viajes, eventos culturales y otros temas que, si tuviera que mencionarlos a todos, no terminaba más. Sus contenidos eran tan variados que me encantaba visitar y dejar un comentario si así lo sentía, donde en cada publicación conocía un mundo completamente distinto. Sin embargo, más que nada en mis primeros meses en la plataforma, me daba miedo de publicar algo que no fueran reseñas literarias. Con el paso de los meses me animé a subir un poco de contenido "random", como book-tags, tags, reflexiones y cosas así.

Con el tiempo y, en el paso de estos 3 años, el desarrollo de distintas temáticas en el blog más allá de la literaria, fue creciendo. Conforme agarraba un poco más de cancha, me fui expandiendo de a poquito en el contenido que ofrecía: hice el tag de la mejor amiga, del mejor amigo, más reflexiones, comencé a hablar de series y cine, de música y la cosa cambió radicalmente cuando subí el primer Favoritos del Mes. Ahí me di cuenta que subir contenido que tuviera que ver con el maquillaje, el cuidado de la piel y cosas así era un tema que me interesaba muchísimo ya no sólo verlo, sino escribir sobre él. También creé "Un Viaje Inesperado", una bitácora sobre mi experiencia y paso por la universidad.


Hoy tengo 19 años. Estoy cursando mi segundo año en la carrera Licenciatura en Comunicación Social, aunque de momento sólo me interesa ser Técnica. Por las mañanas curso clases de italiano y también tengo dos trabajos a medio tiempo en la radio y en prensa escrita. Puedo darme el lujo de decir que soy feliz en este momento de mi vida. No puedo darme el lujo, sin embargo, de colocarme una barrera a mi misma como "creadora de contenido" en un espacio como es este blog que creé.
En todo este tiempo pensando y pensando, llegué a la conclusión de que sólo porque haya comenzado siendo "blogger literaria", no significa que tenga que continuar subiendo "contenido literario" el resto de mi vida. Me di cuenta que el formato de "blog literario" ya no me llena del modo que lo hacía cuando tenía 16 años. Sentía que si publicaba acá algo que no tenía que ver con la literatura, era "incorrecto" porque yo era "blogger literaria". Me sentía hasta cierto modo obligada a escribir sobre libros de una u otra forma y se supone que creé este espacio para poder sentirme cómoda.

De ningún modo quiero decir que voy a dejar de hablar de libros. Leer me encanta desde que tengo 6 años y no pienso dejar de leer nunca, así como no pienso dejar de leer blogs literarios o dejar de apoyar a mis compañeros que sean bloggers literarios. Si quiero compartirles una lectura que realicé y contarles mi opinión, lo voy a hacer.
Quiero repetir: a diferencia de algún otro, no comencé el blog queriendo 3000 seguidores, 1 millón de visitas y comentarios o un canal en youtube con 10 millones de suscriptores. No quise ni quiero ser "conocida" o "famosa". Sólo quiero escribir, pasarla bien en el proceso, encontrar gente con mis mismos gustos y conocer un contenido nuevo que siempre hay grandes bloggers que escriben un hermosos posts. Tampoco estoy buscando, con esto que digo, problemas con algún blogger. Si alguna vez dije algo malo de alguien, pido disculpas y, honestamente, no me interesan y creo innecesarias las peleas o conflictos. Si llego a decir mi opinión de un libro, de una serie, de una película, de un producto o de un cosmético o de lo que sea, quiero que sepan que lo que escribo es honesto, no para quedar bien con nadie.

Por último (por más chupamedias que se escuche) agradezco a las personas que leyeron este post, mis otros posts y que formen parte de Siempre hay Palabras, a todos lo que me ayudaron a crecer directa o indirectamente. Espero y confío que los bloggers amigos míos y también la gente que me lea vayan a respetar esta decisión que tomo. Por cada comentario, cada mensaje lindo, cada "me gusta". Me hacen sentir parte de algo lindo y este espacio que hice con 16 años, espero que se extienda por muchos años más.

Nos estamos viendo en el próximo post.




Share:

1 comentarios

  1. TE ODIO Y NO TE VOY A HABLAR EN ALGÚN TIEMPO PORQUE PENSÉ QUE CERRABAS EL BLOG Y ESTABA LLORANDO.
    Chau.
    Menos mal no cerraste porque me iba a perder en Paraná buscándote para darte una patada en donde no te da el sol (?

    ResponderEliminar