Una entrada para mi hijo/a.

¡Hola! Yo se que sabés quién soy: tu mamá. No, a los 16 años no te tuve y no tengo pensado verte hasta dentro de un futuro más o menos lejano. Sin embargo, quiero hacerte esta entrada de mi blog, para vos.

A esta edad las cosas se me vienen un poco complicadas: el decidir mi futuro, qué hacer con mi vida y quién soy en realidad. Sin embargo, te voy a decir un par de cosas:
En primer lugar, no. No me gusta salir a bailar, pero eso no quiere decir que no te voy a dejar a vos, en cuanto el momento venga y vos quieras salir. Vos solo preguntame y solamente voy a desear que la pases de lo mejor con tus amistades y de una forma saludable, sin ningún arrepentimiento. Lo mismo con tu viaje de egresados, el que yo no haya querido ir, no significa que no te vaya a dejar. Es más, con tal de poder ver tus fotos en la nieve y viviendo la vida, estás más que autorizado/a.

Seguramente, en nuestra casa tenemos pilas y pilas de libros. Todos ellos son tesoros para mi y tengo pensado dártelos para que puedas ver todos esos sentimientos plasmados y puedas notar lo mucho que la lectura significa en tu vida. No importa si no te gusta leer o lo encontrás aburrido, porque no quiero que hagas algo por obligación.

Estoy convencida de que en algún momento vas a ver en alguien algo totalmente diferente llamado amar a alguien, y estoy segura que lo vas a mantener como un dulce secreto, porque así se supone que tiene que ser. Está bien que te guardes cosas para vos mismo/a y tus amistades, solo te pido que le cuentes estas cosas a aquellas personas con las que tengas la máxima confianza, porque no sabés quién puede usar tus secretos como un arma en tu contra. Solo te pido que tengas cuidado con eso.

Si, para mi llevarme materias era como irme al infierno mismo, pero solo porque pensaba que mis padres gastaban plata por mi educación y me parecía desagradecido no esforzarme en la escuela. Si te llevás materias, no te voy a retar, ni te voy a decir nada más que vos ya no sepas, porque estoy segura de que vos vas a saber qué hacer, que es esforzarte mucho, estudiar, sacar esa/s materia/s y vas a tener la experiencia para no cometer el mismo error nuevamente, espero.

Algo me dice que estás en la misma escuela en la que estuve estudiando toda la primaria y secundaria y dejame decirte que la mayoría de los amigos que hagas en este lugar, estarán a tu lado hasta que seas una adolescente, así que no tengas miedo de la secundaria, porque va a ser la misma clase.
También dejame decirte que espero que no pierdas el espíritu de intertribus y que las disfrutes porque en la facultad ya no va a haber nada igual.

No te dejes llevar por modas que no te hagan sentir cómodo/a, porque así es como nos perdemos a nosotros mismos en el camino de quiénes somos. Si seguimos al rebaño hasta un precipicio, ¿vamos a arriesgarnos en caer a él? Creo que ya sabés la respuesta.

Creeme que si sigo en contacto con mis compañeros de la secundaria, te van a decir que pasaba la vida detrás de un libro y que era una aburrida. Yo no me veo de ese modo porque cada uno tiene su manera de vivir la vida. Me encanta salir y divertirme con los que quiero, pero también hay que ser serio en la vida y trabajar o estudiar todo lo necesario para conseguir estas cosas y, aunque tengas siempre el apoyo incondicional mío (y más que seguro, tu padre), habrán ocasiones en las que vas a tener que ir por tu cuenta.

Bueno, ¿qué más he de decirte? Yo también cometo errores y los estoy cometiendo, los he cometido y seguramente los seguiré cometiendo hasta que pueda aprender cómo hacer las cosas de manera correcta, pero ahora soy jóven y puedo darme el lujo de aprender por mis equivocaciones.

Por favor, aprovechá cada cosa que te he dado a vos junto a tu papá, porque los dos te queremos un montón y vamos a seguir a tu lado en cada segundo de tu vida, desde que te veamos nacer.
Un gran abrazo,
Fedra.






Comentarios

  1. jajaja me encanto, que palabras para tu futuro hijo.
    Espero que cuando venga, puedas mostrarle esto (claro, cuando ya sea mayor y pueda entender las cosas) y también al padre jiji
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Si hacés la entrada en tu blog, me gustaría leerla!! :D un saludo :)

      Eliminar
  2. Me emocioné con esta entrada. Que lindas palabras, tuviste una muy buena idea. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! Si tenés blog y hacés la entrada, me gustaría leerla :D

      Eliminar
  3. He visto tu blog recomendado y me he pasado, me quedo contigo y ya te sigo, espero que nos leamos pronto¡¡¡ saludos y hermosa entrada¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Precioso :)
    Te sigo y te invito a que te pases por mi blog.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Qué bonito Fedra!!!

    Acabo de descubrir tu blog a través de La biblioteca de Flashia y me pareces una chica muy lista e imaginativa! ¿Cómo se te ocurrió escribir a un hijo que no tendrás, según comentas, hasta dentro de unos años? Me ha parecido muy tierno, sincero y ocurrente tu entrada!

    Felicidades y encantada de haberte encontrado!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Que lindo encontrarse con escritos como estos. Es bello lo que escribiste y me quedo corto. Ser papa es lo mas bello que le puedo pasar a una persona y viene con una mochila de responsabilidades. Ojala dentro de muchos años cuando tengas un hijo, pueda leerlo. Cuando nacio mi primer hija, Maitena, Yo iba escrbiendole en un cuaderno, cada acontecimiento importante. "qué más he de decirte? Yo también cometo errores y los estoy cometiendo, los he cometido y seguramente los seguiré cometiendo hasta que pueda aprender cómo hacer las cosas de manera correcta" Clap, clap.

    ResponderEliminar
  7. Bellas palabras, te lo dice un padre de una muchacha de 16 años que hace lo que tu quieres hacer. Pero que sepas que es difícil hacerlo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario