LABIALES LÍQUIDOS | Qué son, aplicación, recomendaciones.

¿Se acuerdan de cuando dije que iba a publicar mucho más? Bueno, CULPEN A LA FACULTAD MALDITA.
¿Cómo les va? Hace más de un mes que no publico, ¿por qué? Tuve como tres ataques de ansiedad de los cuales dos me llevaron a urgencias en época de parciales. Sin embargo, todo lindo (sacrificado) esfuerzo llevó su recompensa y terminé el segundo cuatrimestre con buenos resultados. Sin embargo, me quedan 5 materias regulares que sacar pero, oficialmente, puedo cursar las materias del tercer año de la universidad.

De todas formas, las actualizaciones de mi vida universitaria (así como un resumen de lo que ha sido este segundo año) puede que las concentre en un post de la sección "Un Viaje Inesperado" que voy a hacer.

El día de hoy les voy a hablar de una nueva fiebre que tengo por los labiales líquidos mate. Por algún motivo, me volví un poquito más perezosa con respecto al maquillaje de ojos y aunque me encanta ver tutoriales y también experimentar, a la hora de la verdad siempre prefiero maquillarme de forma simple los ojos y concentrar la atención en los labiales con un tono que de verdad complete cualquier look (algo altamente recomendado para las personas flojas que deseen verse arreglados sin que les tome demasiado tiempo).



El boom de los labiales líquidos comenzó desde el año pasado (si no me equivoco) por lo menos en Argentina. Sin embargo su boom de forma internacional comenzó en Europa alrededor del año 2015. Las primeras marcas que lanzaron de forma internacional esta clase de producto cosmético fueron NYX, MAC Cosmetics y Kat Von D. Más tarde, marcas low cost sacaron su línea de Vivid Matte Liquid y luego otras colecciones que siguen vigentes más que nada en farmacias. Por otro lado, marcas como Rimmel London, Max Factor y L'oreal sacaron sus propias líneas de estos productos en gran variedad de tonos, fórmulas y con distintas duraciones.

El labial líquido ideal debe tener las siguientes características: no debe cuartear, de preferencia con secado matte, una fórmula cremosa, buena pigmentación (de una pasada o máximo dos debería cubrir ambas partes del labio), el aplicador debe adaptarse a la forma del labio y el packaging debe proteger el producto para que éste no se seque de forma prematura. Lo más importante que se busca en esta clase de productos es su extensa duración que debe soportar incluso comidas y bebidas.



Un contra gigante que pueden tener los labiales es que pueden secar mucho el labio. La piel de esta parte es muy sensible y resecarla puede traer consecuencias muy graves. Es por esto que se recomienda altamente exfoliar los labios (para poder sacar cualquier clase de piel muerta para que el labial no la saque a relucir, más que nada si es un labial de tono nude o clarito). Si no preferís ir a comprar un exfoliante (que pueden llegar a precios muy elevados) te recomiendo usar azúcar y miel como exfoliante natural; y también hidratarlos previamente, esto puede ser con una manteca-cacao o bálsamo labial de tu preferencia. Sin embargo, varias marcas han comenzado a sacar con la línea de labiales un "top-coat" que sirve no sólo para mantener el producto en tus labios sino también para mantenerlos hidratados y que resulte más cómodo su uso. El top coat puede ser utilizado incluso previo a la aplicación del producto.

Para la aplicación en sí, primero se debe retirar el hidratante aplicado previamente (podés aplicarte el hidratante antes de maquillarte y dejar la aplicación del labial para lo último) con un papel tissue o servilleta de una forma suave que no lastime tus labios. El aplicador ideal debería terminar un poco en punta para poder adaptarse a la forma del labio. Se recomienda comenzar primero por los límites del labio (con un lápiz delineador para labios o con un pincel de labios delinearlo) y luego rellenar el interior. En mi caso, siempre comienzo por el labio superior y sigo con el inferior. Si tu labial líquido posee un top-coat, hay que esperar entre 2-3 minutos para que el labial se seque y luego aplicar una fina capa de top-coat. Hasta el momento en que esté seco, no hay que juntar los labios porque sino podríamos marcar líneas no deseadas. También, para corregir cualquier asimetría, podés usar un corrector de tu tono de piel y un pincel o brocha pequeños.

Aclaración importante: si vas a usar un lápiz delineador para labios, difuminar hacia adentro el color para que quede una aplicación prolija y armónica.

Otra recomendación que les puede servir es que, si desean comenzar a usar labiales líquidos (ya sea para su día a día como para cualquier fiesta o evento) es comenzar desde un tono que les resulte natural y también es ir practicando su aplicación. Al principio puede resultar muy complicado e incluso difícil pero con el paso del tiempo se va adaptando la mano y se van acostumbrando ustedes e incluso van encontrando la forma más cómoda para aplicar el labial. Existen diez mil tutoriales en internet que explican distintas formas de aplicación. Es cuestión de encontrar la forma con la que más se sientan cómodos.





  • Mi primer labial líquido matte que conseguí en mi vida fue en el año 2016 a través de una amiga de mi mamá que tenía un showroom de cosméticos y también de otros productos que traía desde afuera. Entre éstos productos que en su momento trajo, estaban los labiales matte de la marca Excel (producidos en Alemania) pero no estoy segura de si son de origen asiático. Investigando un poco por internet, descubrí que esta clase de labiales vienen en "series". Este labial en particular es de la serie 600 y el tono de éste es el 608. En computadora puede parecer como un bordó, pero en persona se ve como un color vino. Tiene un aplicador común de gloss que, a la hora de colocarlo sólo, es un poco desprolijo para los exteriores del labio. Su pigmentación es buena, sin embargo, es necesaria una segunda capa para que el color quede bien uniforme. Su aroma no es muy intenso, pero tampoco es muy agradable por lo que es un "meh" y su duración es de 2 a 3 horas que se comienza a ir desde adentro con comida y bebida de por medio. El precio es un gran punto a favor ya que en Argentina cuesta alrededor de AR$50, una ganga. Otro punto a favor es el secado, que seca efectivamente en matte y tarda entre 2 minutos y medio o 3, dependiendo de la cantidad de capas que necesites para que la aplicación quede uniforme. 
  • Mi segundo labial fue el de Maybelline de la colección de SuperStay 24 HS de Maybelline en el tono 542 Cherry Pie (no se dejen llevar por la página de Maybelline, parece rosado, pero es rojo intenso). Éste me volvió loca por la duración y su pigmentación. Es un rojo ideal para cualquier tipo de piel y lo recomiendo para ocasiones de noche, ya que es un rojo que no es rojo fresa, pero si un rojo más oscuro. El aplicador es inclinado y toma perfectamente la forma del labio y es especial para los que desean aplicarse este labial de forma rápida. Este tarda un poquito más en secarse (a lo mejor casi 4 minutos) pero la duración es una barbaridad. Soporta comida y bebida perfectamente y también dura sin el top-coat pero yo prefiero usarlo con éste, porque sino te puede secar los labios. El precio puede variar pero el sugerido por la página es de AR$275
  • Mi tercer labial líquido fue el de Max Factor de su colección Lip Finity de larga duración en el tono 055. Su aroma no es muy agradable, pero compensa lo demás. Dura una barbaridad, la pigmentación es buenísima y la variedad de tonos es una locura, para todos los gustos. No transfiere y soporta comida y bebida sin ningún problema. El aplicador es bien fluffy y aunque puedas llegar a necesitar de un pincel para labios para colores más oscuros, en colores claros (como este) con un poquitín de paciencia podés tener una aplicación perfecta. El precio también es muy justo, estando a AR$270 aproximadamente y te viene tanto el labial como el top-coat en una caja. A diferencia del SuperStay, éstos vienen por separado y a la hora de un evento donde quieras llevar lo mínimo, puede ser más conveniente el anterior ya que viene todo junto y no hace bulto. 
  • Mi carta y última (también más reciente) es el más barato que tengo, de los labiales Naty que son de industria argentina y que se venden más que nada en barrio Once (el paraíso del maquillaje barato) y éste lo pueden conseguir a unos AR$30 o AR$40 dependiendo del local. Eso sí, los tonos son un poco engañosos (particularmente los más oscuros) ya que elegí el tono Bordo pero a la hora de la verdad es un color vino que igual es muy lindo. La pigmentación es muy buena que con una capa cubre casi perfectamente todo el labio y el aroma es frutal muy suave muy agradable. Su aplicador es muy prolijo y deja una capa muy uniforme. No deja reseco el labio y además se siente como si no te hubieras puesto absolutamente nada. La duración está por ahí, se comienza a ir del centro con comida y bebida de por medio pero si llevás para retocar no debería haber ningún problema. También su secado es extra rápido, en dos minutos ya tenés los labios listos para salir. 
Acá adjunto una foto con la pigmentación de cada uno de los labiales mencionados (excepto el de Maybelline porque mi mamá me lo pidió prestado para usarlo en un viaje).


Pero bueno... ¡¡Esto fue todo!! Espero que les haya gustado este nuevo post y espero que puedan disculparme por este tremendo atraso en entradas. En estas últimas semanas de diciembre, adelanto, van a tener una reseña literaria que hace tiempo vengo planeando así como entradas pendientes de "Un Viaje Inesperado". ¡¡De verdad que extrañé bloggear con ustedes del otro lado!!
Gracias por leer y estar con la mejor onda, espero que hayan comenzado las vacaciones (o las "vacaciones" para los que tengan que rendir) y nos estamos viendo muy pronto. 



Share:

5 comentarios

  1. Hola, Fedra!
    WOW, una entrada súper completa! La verdad es que yo soy al revés que vos, me volví un poquito más perezosa con labiales o rubores, pero si le dedico tiempo a los ojos. Al punto que aunque salga sólo a comprar algo a dos cuadras, me tengo que poner al menos delineador (es un MUST). En cuanto al resto, sólo en ocasiones muy específicas (como cumpleaños o salidas a la noche).
    De todas maneras, me gustó la entrada. Gracias por compartirla!
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Fedra. A mi me agarró hace un par de meses después de ver obsesivamente en Youtube tutoriales de maquillaje por los labiales líquidos, tenía muchas ganas de comprarme el de maybelline porque se lo vi a una amiga y no podía creer la duración, es increíble.
    Pero al final se me pasó aunque me compré uno de Revlon que el color es hermoso pero no dura tanto. Me encantan este tipo de entradas porque generalmente siempre se habla de estos productos pero de los de afuera que no conseguis ni de casualidad así que siempre es muy lindo ver a alguien que recomienda o cuenta sobre productos que encontramos en Argentina.
    Voy a prestar atención a ver si encuentro alguno de Naty ;)

    Besote!

    ResponderEliminar
  3. Hola como estas?
    Me gustan los labiales y los tonos que muestras aqui son muy bonitos.
    Aunque no soy de invertir mucho en estos productos, siempre tomo uno que otro consejo.
    besos

    ResponderEliminar
  4. Holaa
    Yo también formo parte de la iniciativa seamosseguidores, desde ya te sigo. Te dejo la invitación a mi blog: belem-palma.blogspot.cl ♥

    Besotes!

    ResponderEliminar
  5. Me encantan los labiales líquidos mate, cuando fue el furor, me compré uno en farmacity. Que horror, encima de que era rosa casi neón jajaja, me resecaba un montón. Creo que después los mejoraron, pero yo me quedé medio traumada y nunca más me compré uno así jajaja. Besos.

    ResponderEliminar