UN VIAJE INESPERADO | EL MATE

¡Buenas a todos! ¿Cómo les va? ¿Cómo los está tratando marzo? Acá les hablo yo, desde mi clásico sillón en mi última semana de vacaciones antes de empezar las clases un ciclo lectivo más y, por tercer año consecutivo, hago una pequeña seguidilla de posts dentro de esta sección que es "Un Viaje Inesperado".

Sin embargo, he visto que muchos youtubers o bloggers en general que son de argentina y están cursando sus estudios universitarios, no hablan del general y fiel acompañante del estudiante universitario: el mate.

Creo que después de tres años de experiencia, puedo verme en la materia de recomendar cómo sería el equipo de mate ideal para un universitario, después de tantas macanas y tantos errores que fui cometiendo. LET'S GO.





El mate acompaña los salones de clases, de estudio y también en las casas donde las horas de estudio y trabajo todavía no han terminado. El principal motivo es que mantiene despierto al estudiante (y, para qué engañarnos, también al profesor) sin discriminar el momento del día, la hora, el clima o lo aburrida que esté la clase.

Muchos extranjeros comparan al sabor de la yerba mate con el té verde aunque, de hecho, el mate tiene muchas más propiedades beneficiosas para el cuerpo que esta otra infusión. El principal componente de la yerba mate es la mateína que, en criollo, sería como un primo tanto de la cafeína (que, obviamente, encontramos en el café o en bebidas como la coca-cola) y la teína (que encontramos en la gran variedad de té que podemos adquirir). La mateína lo que hace es combatir la fatiga tanto física como mental y posee una gran cantidad de antioxidantes que benefician al metabolismo.

Existen miles de variedades del mate y cada uno se adapta a la que más le guste: está el mate dulce, amargo, con hierbas (o, como decimos en mi casa, con yuyitos), mate de café dulce o amargo (este en invierno es LA BOMBA), yerbas saborizadas, yerbas más fuertes o más suaves, especiales para la acidez estomacal y miles de variedades más. Siempre está bueno ir experimentando nuevas variedades del mate y siempre podemos descubrir algo bueno.




Lo que más se ve en la universidad, por lo menos en la experiencia que he tenido y también recabando información entre estudiantes de muchas partes de mi país y mi misma provincia, el mate predominante es el amargo por excelencia ya que no se requiere ningún envase extra para poder transportar el azúcar (que, si se vuelca en la mochila o cualquier otro lugar, estamos en un grave problema). Pero las grandes variaciones se encuentran en el estilo de la yerba y las diferencias nacen según el gusto del cebador o de los que forman parte del grupo de mate (normalmente, en mi grupo usual de compañeros, somos cinco, seis o hasta siete personas tomando de un mismo mate).

Personalmente, soy de una yerba mate con palo que es de las más suaves y es lo que compone al "mate tradicional", que en su composición tienen 70% yerba mate y 30% palo. Esta es la ideal para mezclarla con hierbas (abrir un saquito de cualquier té y mezclarlo con la yerba) y para levantar la media mañana o la media tarde de clases, la considero ideal. Mi yerba favorita para esta clase de mate es de la marca Piper Pol porque no tiene mucho palo, no es polvosa así que no se mete nada por la bombilla y tampoco hay riesgo de dolores de panza, se mantiene por mucho tiempo sin lavarse y tiene un regusto cítrico que me gusta muchísimo.

Sin embargo, si buscan sabores más fuertes o necesitan sí o sí despertarse, está la yerba mate despalada o sin palo que se caracteriza por tener un sabor más intenso y ésta debe tener un 90% de yerba mate y el 10% restante de palo. Esta clase de yerbas son ideales para esas mañanas bien temprano donde no nos despertamos con nada o a la hora de la siesta que tenemos clases y necesitamos mantenernos despiertos o, desde luego, las clásicas noches en vela de estudio. La marca que más recomiendo para esta clase de mate con sabor intenso es Rosamonte.

Dentro de estas dos gran variedades de yerbas, éstas son las dos más adquiridas porque son las que más gustan a todos y son las que generalmente mantienen más despierto a todos y es la yerba que más fácil se encuentra, la que está en un rango medianamente económico que todos nos podemos permitir.

Obviamente, las variedades yerbas no terminan acá y existen muchísimas más, por eso les recomiendo esta página que la estuve chequeando. Si quieren conocer otras variedades de yerba pueden hacer click acá




Puesto que, usualmente, las clases de la universidad duran regularmente 3 horas, requerimos de un mate de boca ancha para que no se lave muy rápidamente y también depende de la forma de cebar y de la yerba que se utilice. Nuevamente, depende de tus gustos la yerba y también varía mucho la forma de cada cebador. Sin embargo, lo ideal es que no se lave sino hasta terminada la clase porque así no tenés que salir en medio de la clase a cambiar la yerba.

No voy a meterme en cómo preparar el mate porque hay diez mil millones de formas de prepararlo y cada uno se maneja con su estilo y acá, nuevamente, es una cuestión de gustos y un poco de la tradición que siga cada uno para preparar el mate.

También deberían tener en cuenta el tipo de mate y acá también los tipos de mates son infinitos: mate de calabaza (a éste hay que curarlo previamente antes de su uso), de madera, de vidrio, de lata, de pezuña, entre muchos otros. Los que yo  recomiendo son los de acero inoxidable o los de vidrio porque ambos no requieren de ese soporte metálico que necesita el mate de madera, por ejemplo, y también los de acero inoxidable conservan muchísimo mejor la temperatura y son fáciles de guardar en la mochila o en el equipo de mate ya que no ocupan tanto espacio y también más cómodos porque podés apoyarlos sobre el banco sin miedo a que se caiga todo y tienen un mejor agarre para poder tomar apuntes mientras tomás tu mate. (Si no saben de qué mate estoy hablando, tienen una imagen en pantalla acá abajo)





Por excelencia, el termo infaltable que veo en todas las universidades indiscriminadamente es el de acero inoxidable, con tapa y sin mango. Este está dentro de los más económicos pero, cuando se lo busca muy bien, los encontramos de muy buena calidad. Generalmente, esta clase de termos son tanto para mantener bebidas frías y calientes pero cuando le metés bebidas frías, después cuando querés poner agua en el termo, esto hace muy difícil mantener caliente al agua (tip brindado por mi vieja)

Generalmente los termos ideales son aquellos que te entren en la mochila y sean de un tamaño mediano que si, hace que el agua no dure tanto, pero pueden organizarse en tres o cuatro compañeros para que lleven los termos y así poderse ir turnando los termos para toda una clase entera e, incluso, para una mañana, tarde o jornada completa. (También, tienen una imagen en pantalla para tener una guía más visual).



En conclusión... el mate no es tomado a la ligera en esta etapa donde es una infusión que acompaña no sólo al estudiante, sino al que trabaja, al que está de vacaciones... a todo el mundo. Y el mate significa no sólo un brebaje que te mantiene despierto, sino que te brinda la oportunidad de conocer personas. Hay que admitirlo, ¿quién no conoció a un compañero sólo porque le ofrecieron o te ofreció un mate en medio de una reunión o de una clase? Así conocí a mis mejores amigos de la universidad, gracias al mate mantengo a mis amistades del secundario y mis amistades de la infancia. Es lo que me permite acompañar una buena conversación y gracias a él suceden las mejores conversaciones.

***

Pero bueno, ¡esto fue todo! Espero que les haya gustado este post, que les haya servido de información. Me gustaría que me contaran: ustedes, ¿toman mate? ¿lo toman muy seguido? ¿cómo les gusta el mate?
Gracias nuevamente por estar del otro lado y nos vamos a estar viendo muy pronto







Share:

4 comentarios

  1. jajajaja buena entrada. Yo siempre hablo del mate. A veces hasta salgo tomando mate en los videos de mi canal. No puedo hacer nada sin mate y he escrito entradas al respecto en algunos blogs =p.

    Me encantó el post <3

    ResponderEliminar
  2. Hola, como estas?
    Te cuento que no soy de tomar mucho mate porque me genera acidez. Sin embargo, cuando lo hago muy de vez en cuando siempre lo disfruto.
    Genial la entrada

    ResponderEliminar
  3. Hola! Amé yu entrada! El mejor tema para hablar: ¡El mate! Creo que tenes mucha razón al decir que el mate es infaltable para la vida universitaria porque yo lo vivo todos los días y es algo que no solo te levanta sino que también te hace charlar con tus amigos y no estar con el celular, además de que también da el pie a compartir facturas, galletitas y demás cosas.

    Gracias por esta entrada genial♥ Besos!

    ResponderEliminar
  4. No se como no se me ocurrio mezclar el contenido de un saquito de té en la yerba *_* hoy mismo lo pruebo!! En lo personal prefiero el mate un poquito dulce porque como estoy muchas horas en la facu sin comer me hace mal al estomago jajaja, la yerba cuanto mas economica sea mas suave es, dato a tener en cuenta mas si estas a fin de mes kakaja saludos

    ResponderEliminar