Reseña de "Los árboles mueren de pie" por Alejandro Casona.

¿Cómo están? ¿Pasando el calor/frío/lluvia/nieve/lo que sea? Acá no ha caído una gota de agua y ¡¡yo quiero que llueva!! Sin embargo, no les voy a hablar del tiempo, sino de un libro muy particular que no es una novela, sino una obra de teatro. No soy muy aficionada a leer obras de teatro, sin embargo, esta particularmente me gustó y me interesó de una manera impresionante. LET'S GO.

Argumento.
El señor Balboa tiene un nieto desalmado al que tuvo que echar de casa sin que su esposa se enterara, ya que esta mujer tenía gran afecto a su nieto. Es entonces que este hombre manda cartas a su propia mujer, diciendo que es su nieto, dándole una vida en otro lugar muy lejano. Por su parte, el nieto verdadero decide visitar la casa de sus abuelos, pero su barco naufraga.
En este momento, Balboa decide contratar los servicios de Mauricio, un hombre que posee una empresa donde, según él, "crea ilusiones felices" para que finja ser el nieto perdido y a Isabel, una muchacha que fingirá ser la esposa.
Así, Mauricio, el señor Balboa e Isabel tienen la difícil tarea de llevar felicidad a una abuela a la que es ocultada de la terrible verdad.

Opinión Personal.
La verdad es que nunca he sido una gran aficionada a las obras teatro, será porque prefiero la prosa o algo parecido. No tenía muchas expectativas con respecto a "los árboles mueren de pie", sin embargo, me dejó con una sensación linda luego de haberlo terminado.
Pienso que la historia es fácil de leer, si es que se lee, y muy fácil de actuar si es que se actúa. La trama no es muy complicada, los personajes tampoco y sin embargo, es muy interesante, es de vez en cuando cómico o serio.
Lo que más me dejó esta obra de Casona, es el mensaje que me dejó pensando en una pregunta muy importante: ¿qué importa más: una terrible verdad que te ponga triste o una feliz mentira que te de alegría a pesar de todo?
Creo que ese fue el eterno dilema que sucedía desde el principio hasta el final del libro. De verdad que me sentía muy pensativa con respecto a esta gran pregunta.
También opino que los personajes tenían su propia teoría y decidí tomar opiniones diferentes de dos personajes principales.
- Isabel: en su caso creo que ella habría decidido contarle la verdad a la abuela, a pesar de que la destrozara por dentro porque, lo mires por donde lo mires, una mentira es lo que es y nunca se sabe los problemas que puede causar aquella mentira.
- Mauricio: creo que él estaba de acuerdo con el hecho de fingir ya que él era un "ilusionista benéfico" y creía que la felicidad de una persona era lo que importaba, ya que uno es capaz de perder la vitalidad y ser como árboles, muertos de pie.

Una cosa que destaco del libro, en particular, es la originalidad de Casona para poner a sus personajes en una situación cotidiana y luego darle un giro completamente nuevo y diferente. Por ejemplo, algo normal como una empresa lo puede convertir en un lugar lleno de cosas extrañas y disparates.
También resalto la facilidad que tenían en esta obra de expresar sus sentimientos, ya fueran de amor, de enojo, o de miedo. No se explayaban de sobremanera en las cosas, eran concisos, sin llegar a ser demasiado breves, pero tampoco como para llegar a ser aburrido.

Este libro definitivamente lo recomiendo para aquellos que estén con ganas de leer alguna obra de teatro o, en su defecto, que estén buscando alguna obra de teatro para interpretarla.
¿Han escuchado hablar de Alejandro Casona en alguna oportunidad? ¡¡¡Me encantaría saber su opinión en los comentarios!!!
Gracias de verdad por haber leído una reseña más del blog :)
Un beso,
Fedra.

Comentarios

  1. Vi tu comentario en la foto de CBA y el nombre me sonaba muchisimo, luego lo vi y me acordé que leí este libro en el colegio, hace como 5 años. En su momento no me gustaba mucho la idea de leer, pero esta obra me encantó, fue lo único que me gustó leer durante todo el año. Es una muy linda obra.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario!! :) Yo tampoco pensaba que me iba a enganchar con la historia y al final lo hice. Un beso!

      Eliminar
  2. Hola! Yo tuve mi época (tipo 14-16 años) en la que amaba el teatro, me encantaba leerlo, de hecho hasta escuchaba radioteatro en la radio! (No sé si eso existirá todavia, lo daban los viernes en Radios nacional. Ahhh que recuerdos...) El tema es que esta obra siempre la quise leer y nunca pude, pero sí la escuché por radio y me enamoró! Es preciosa, tiene unos guiones excelentes y la historia es muy bella.
    Gracias por traer este clásico!

    ResponderEliminar
  3. Leí Los árboles mueren de pie hará un par de años y me encantó. Me hizo recordar el programa de TV Los simuladores y más tarde me enteré que el creador de Simuladores reconocía influencias de esta obra de teatro. También leí Prohibido suicidarse en primavera, que me gustó aunque no tanto como Los árboles mueren de pie. Besos!!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario